Trabajo remoto: Seis recomendaciones para combatir la ansiedad y el estrés

Especialista de G4S recomienda respetar el horario laboral, repartir las tareas del hogar entre los miembros de la familia y aprender a evitar la acumulación de cargas innecesarias.

 

La nueva normalidad nos ha traído un gran número de cambios. Uno de los más significativos y comunes es la masificación del trabajo remoto. Esto ha significado diversas ventajas, como la posibilidad de trabajar sin salir de casa, ahorrar tiempo y dinero al no tener que movilizarse, pasar más horas en familia o tener más libertad para organizar nuestras horas. Sin embargo, esto no quiere decir que el home office no haya causado algunos inconvenientes.

El estrés, la ansiedad y la sobrecarga laboral son solo algunos de los problemas que ha traído el home office. Para aprender cómo enfrentarlos, Johanna Melgarejo, directora de Recursos Humanos de G4S Perú, nos da estos consejos.

APRENDE A DECIR QUE NO

Ya sea en casa o en la oficina, no podemos pretender ser capaces de hacer absolutamente todo. Hay momentos en los que es mejor negarse, ya sea por falta de tiempo o de energía. No haga más de lo que puede asumir. Aprender a decir “NO”, nos ayudará a evitar la acumulación de cargas innecesarias, y evitar así la frustración de no poder cumplir con todo.

Repartir las responsabilidades del hogar

Los padres deben conversar y dividirse las responsabilidades con los hijos y las de la casa de forma equitativa, balanceando el tiempo con las obligaciones del trabajo. También es importante explicar con mucho cariño a los niños que cuando papá o mamá están trabajando, no deben ser interrumpidos; y dejarles en claro que cuando dicho tiempo finalice estarán nuevamente disponibles para ellos.

Aliméntate sanamente

Aunque no lo creas, tu dieta juega un papel importante en tu salud mental. Consume frutas y verduras, hidrátate y evita la comida chatarra. Esto te ayudará a sentir mayor bienestar contigo mismo y tu humor mejorará considerablemente. Planifica tu alimentación con la misma dedicación y detalle con la que planificas tu horario laboral.

Limita tu consumo de noticieros

Si bien es importante mantenerse informado sobre lo que sucede y saber cómo protegerse del COVID-19, no es recomendable sintonizar noticieros todo el día mientras trabajamos. Estos no solo son una fuente de distracción, sino que pueden ocasionar ansiedad o estrés debido al exceso de información negativa que suelen transmitir.

Planifica pausas activas

Incluso si nos encontramos en casa, todos necesitamos de 30 minutos a una hora de ejercicio físico diariamente. Cada dos horas, ponte de pie, camina por tu casa, realiza ejercicios de estiramiento o simplemente respira. Esto te ayudará a calmarte y mantener tu mente y cuerpo más sanos.

No pierdas tu vida social

Si bien la oficina siempre fue un espacio de trabajo, también servía como un lugar de contacto humano y camaradería. Hoy, muchas personas se concentran tanto en el trabajo remoto que olvidan la necesidad de interactuar con sus compañeros de trabajo y familiares. Mantén conversaciones casuales, chatea y organiza reuniones virtuales con ellos los fines de semana, como solías hacerlo antes de la llegada del coronavirus.
^